viernes

Soy el número nueve porque una vez me quitaron el ocho. Tuve que buscar rápidamente un número (qué sentido tiene la vida sin un número favorito) y decidí que mi número de la suerte, del equipo, mágico y demás sería el nueve. Y eso soy, un nueve que quiso ser ocho y que a falta de ocho tuvo que sumarle uno más. El uno siempre viene bien en estos casos, es muy socorrido el uno. Más menos uno y todo solucionado.

*

Por las noches no puedo dormir. Pienso continuamente si me habré equivocado. Es duro pensar eso todas las noches sin encontrar respuesta. No quiero volver a lo de antes y no sé si quiero lo de ahora. Hoy he sentido celos porque alguien que conozco recorre el camino que yo creo querer recorrer. Es complicado. Y me alegro por esa persona, aunque esta mañana no fuera así.

*

No lo vas a creer. Aún te echo de menos. Pensarás que esto es una enfermedad. Lo es.

3 Comments:

Blogger el_nueve said...

maldito usurpador. Lo que tendrias que ser es un poquito mas original.

7:45 p. m.  
Anonymous numero-9 said...

Intento ser un poco más original mas no lo consigo. Siento la coincidencia del nick sobre todo porque nunca quise ser usurpador y, mucho menos, maldito.

3:27 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Sabes que el nueve es el número más esperado??????

2:52 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home